Injerto capilar Barcelona, lo que tienes que saber antes de la intervención

La alopecia o calvicie es una condición que se presenta en el ser humano, no una enfermedad, por consiguiente el injerto capilar Barcelona no es una cura sino un tratamiento recuperativo con fines estéticos, la idea es satisfacer la necesidad del paciente y mejorar la calidad de vida del mismo.

La primera recomendación para aquellas personas calvas es concientizar las causas de su alopecia y consultar con un cirujano especialista, quien le guiará durante todo el proceso de recuperación de los folículos que haya perdido, bien sea por enfermedades de la piel o simplemente por herencia genética.

¿Técnica FUE o FUSS?

Ambas intervenciones cumplen con el propósito final que es recuperar el cabello perdido, no existen diferencias marcadas pero en particular, al utilizar el procedimiento FUE se indica más a pacientes que tienen una pérdida limitada y controlada, si bien la intervención puede ser más meticulosa y larga, también tiene la ventaja de evitar la cicatriz, a la larga la decisión es personal.

Injerto capilar Barcelona¿Hasta qué edad es factible practicarse un injerto capilar?

No hay un límite real, siempre y cuando la persona goce de buena salud y tenga una zona donante de calidad y con cabello suficiente, de no existir folículos en la zona lateral y posterior de la cabeza, no estaríamos en presencia de una condición de alopecia sino de una enfermedad.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

Varía según la técnica utilizada y la zona que se debe cubrir, pero en promedio pueden ser entre 4 y 5 horas, teniendo en cuenta que la técnica FUE es un proceso delicado que injerta pequeños grupos de folículos a la vez y por tanto, demora más.

¿Causan dolor?

No, gracias a las nuevas tecnologías y anestesias locales especiales, el tratamiento es indoloro y apenas se puede llegar a tener una sensación.

¿Solo sirve para la cabeza?

En realidad no hay límites para desarrollar el trasplante, barba, bigote, patillas, coronilla y ceja son otras de las zonas que pueden beneficiarse del injerto.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

Al no ser tan invasiva, los periodos de recuperación son cortos, en las primeras 48 horas se prohíbe la ingesta de alcohol y aproximadamente 10 días después se puede dar inicio a una vida normal, incluso practicar deporte.