¿Es indispensable la automatización en los procesos industriales?

Es difícil encontrar una respuesta definitiva e inobjetable a esta interrogante que es cada día más frecuente entre las personas que participan en la actividad industrial, porque la automatización de los procesos de producción dentro de una empresa siempre podrá ser reemplazada por la acción física del hombre.

De hecho, la maquinaria diseñada para operar de manera autónoma, sin la acción del hombre o con su participación mínima, responde a una necesidad de aumentar la velocidad de producción. Por ejemplo, si un trabajador tiene la capacidad de sellar 15 botellas por minuto, seguro que una máquina puede completar más de 100 unidades de manera automática durante el mismo tiempo.

Esta es una de las principales razones por lo que los expertos del sector industrial prefieren invertir en la instalación de sistemas que garanticen la calidad y rapidez de la producción, antes que ampliar la nómina de trabajadores. Y esto no es extraño, ya que la automatización supone una gran inversión que se recupera en poco tiempo.

Niveles de automatización

Los niveles de automatización dentro de una empresa están directamente relacionados con la función de máquinas autónomas y la participación del hombre; mientras más acción física realice el hombre, menor será el grado de automatismo. Por el contrario, en la medida en que se utilice más maquinaria que opere a través de inteligencia artificial u otros mecanismos que ofrezcan autonomía, mayor será el grado de automatización.

Por supuesto que hoy en día también existen pequeñas empresas en las que se privilegia la mano de obra directa, porque se trata de la fabricación de productos artesanales. Sin embargo, cuando se habla de grandes empresas, cuyo nivel de producción busca satisfacer las necesidades de las masas, la aplicación de la automatización deja de ser un lujo para convertirse en una necesidad.

De cualquier manera, dentro de pequeñas, medianas o grandes empresas, con altos o bajos niveles de automatización, es clave respetar las normas de seguridad y calidad que establece la ley, de acuerdo al sector en el que se desempeñen. Este factor sí es absolutamente indispensable.

automatizacion